Un juez postergó el viernes el juicio penal contra el expresidente Donald Trump en el que está acusado de pagar para evitar la difusión de información comprometedora hasta por lo menos mediados de abril, luego de que sus abogados dijeron que necesitaban más tiempo para examinar cuidadosamente la enorme cantidad de pruebas que obtuvieron recientemente de una investigación federal anterior sobre la cuestión.

El juez Juan Manuel Merchan acordó aplazar el juicio por 30 días y programó una audiencia para el 25 de marzo para abordar las preguntas sobre la evidencia. Se tenía previsto que el juicio comenzara el 25 de marzo. Este es uno de cuatro casos penales contra Trump, el virtual candidato republicano para las elecciones presidenciales de 2024.

Los abogados de Trump querían un aplazamiento de 90 días, que habría llevado el inicio del juicio a principios del verano boreal. Los fiscales dijeron que estaban de acuerdo con un aplazamiento de 30 días “por precaución y para garantizar que el acusado tiene el tiempo suficiente para revisar los nuevos materiales”.