La autenticación biométrica ha marcado un hito crucial en el ámbito de la seguridad digital, respondiendo a las crecientes preocupaciones sobre la vulnerabilidad de los sistemas tradicionales de autenticación. Es por ello que cada vez más empresas recurren a implementar esta tecnología para verificar la identidad de los usuarios y salvaguardar sus datos.

De acuerdo con Seguritech, empresa mexicana con 28 años de experiencia integrando seguridad y tecnología, la adopción de la autenticación biométrica ofrece ventajas significativas sobre los métodos convencionales basados en contraseñas o tokens que utilizan las empresas.

“Con las amenazas cibernéticas en constante evolución, la autenticación biométrica se ha convertido en una herramienta esencial para proteger datos confidenciales y prevenir el acceso no autorizado a sistemas y aplicaciones sensibles. Su implementación está en aumento en diversos sectores, desde la banca y las finanzas hasta la salud, la educación y el gobierno, adaptándose a las demandas de un entorno digital en constante cambio”, aseguró un vocero de la compañía.

También detalló que al implementar rasgos como huellas dactilares, de iris, rostro, voz, o los patrones de comportamiento, se garantiza un nivel superior de seguridad y confiabilidad, ya que son elementos muy difíciles de duplicar o falsificar, lo que fortalece aún más la protección.

Por otro lado, indicó que los datos biométricos no se limitan únicamente a la seguridad; también contribuyen a mejorar la experiencia de usuario al simplificar y agilizar el proceso de verificación, debido a que ya no tendrán que recordar contraseñas complejas o llevar dispositivos de seguridad físicos consigo; en su lugar, pueden utilizar sus propios rasgos físicos para autenticarse de manera rápida y conveniente.

Finalmente, especialistas de esta tecnología en la empresa liderada por Ariel Picker, destacaron que mientras gigantes tecnológicos como Apple o Google lideren la integración de biométricos en su día a día, esta alternativa de seguridad sin códigos de acceso ganará terreno en el mundo.

“Se espera que los sistemas biométricos sean el futuro de la seguridad corporativa ya que además de ser un método más personalizado e infalible resulta innovador al integrar tecnología de última generación, dando paso a nuevos conceptos en los que las características corporales se convierten en la mayor y mejor llave de seguridad”, explicaron.