Fanny Ramos, directora regional de la Oficina Nacional de Evaluación Sísmica y Vulnerabilidad de Infraestructura y Edificaciones (Onesvie) informa que, con los servicios de evaluación visual rápida y detallada, la institución se acerca a 1,147,870 de personas residentes en las provincias Puerto Plata, Valverde de Mao, Monte Cristi, Espaillat, María Trinidad Sánchez y Samaná.

“La tarea es reducir el impacto del riesgo y la vulnerabilidad sísmica, en edificaciones, infraestructuras y líneas vitales, proteger vidas y el patrimonio de los ciudadanos que residen en las zonas de influencia de la Regional”.

Sostiene que la iniciativa de instalar una regional en Puerto Plata surge tras la preocupación de Leonardo Reyes Madera a su llegada a la dirección general de Onesvie, y al interés de Fanny Ramos, de llevar conocimientos de sensibilización preventiva sobre riesgo y vulnerabilidad sísmica a tomadores de decisiones y a ciudadanos residentes en la zona.   

Especificó que la oficina fue inaugurada en el año 2022 y que ha realizado una ardua labor de evaluación en edificaciones, en especial las pertenecientes al sector público, e informó que el proceso llevará a emitir un informe detallado con las observaciones y recomendaciones que amerita cada caso.

Subraya que, para cumplir con ese objetivo, cuenta con un equipo de ingenieros y arquitectos que trabaja en el levantamiento de información sobre la vulnerabilidad en cada uno de los municipios de las seis provincias donde tiene presencia Onesvie en esta zona.

Expresó que la dirección regional tiene una vital importancia para los planes de reducción y mitigación del riesgo y la vulnerabilidad sísmica, ya que se encuentra situada en campos cercanos a la falla septentrional, la falla de Camú y la placa de Norteamérica.

Entre las edificaciones evaluadas están el Cuerpo de Bomberos, la Catedral San Felipe Apóstol, Club del Comercio, Impuestos Internos, Fortaleza San Felipe, puente Los Hidalgo (Luperón), puente Cangrejos, puente San Marcos, puente de La Momia y el edificio que aloja el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI), entre otras.

Finalmente, hizo un llamado a los profesionales de la ingeniería y la arquitectura para que sigan creando conciencia y sensibilización sobre la sismorresistencia y de esta manera contribuir a salvaguardar las vidas de los ciudadanos.