El primer pensamiento que tuvo el escritor Salman Rushdie (Bombay, 1947) cuando vio el rostro del hombre que intentó matarlo en 2022 en el estado de Nueva York fue: Entonces eres tú. Aquí estás.A dos años del incidente, el autor narró por primera vez aquella experiencia en una amplia entrevista emitida que será transmitida hoy en el programa 60 Minutos de la cadena estadunidense CBS, a propósito del libro: Cuchillo: Meditaciones después de un intento de asesinato, que será lanzado a escala mundial este martes por la editorial Penguin Random House.Un adelanto de la entrevista fue difundido en la plataforma de YouTube ( https://n9.cl/jeb2b ), donde el novelista cuenta: “Tras 18 días en el hospital y tres semanas en rehabilitación fui dado de alta. Reconozco que a veces había imaginado a mi asesino levantándose en algún foro público y viniendo hacia mí de esta manera. Así que mi primer pensamiento cuando vi esta silueta asesina corriendo hacia mí fue: ‘Entonces eres tú. Aquí estás’”, señaló.“Uno de los cirujanos que me salvó la vida me dijo: ‘primero, has tenido muy mala suerte, y luego has tenido mucha suerte’. A lo que le pregunté que cuál era la parte afortunada. Él respondió: ‘Bueno, la parte afortunada es que el hombre que te atacó no tenía ni idea de cómo matar a un hombre con un cuchillo’.”Al preguntarle si creía en los milagros, el autor de Victory City (2023) puntualizó: “es una contradicción, pues, ¿cómo explica alguien que no cree en lo sobrenatural, que haya ocurrido algo que parece un milagro? Es decir, no creo que una mano haya bajado del cielo para protegerme, pero sí creo que ha ocurrido algo que no debía, y no tengo explicación para ello.“Lo último que mi ojo derecho vería jamás fue un hombre vestido de negro que se acercaba con fuerza y agachado… como un misil.”Penguin Random House calificó las memorias de Rushdie de “meditación apasionante, íntima y, en última instancia, reafirmante sobre la vida, la pérdida, el amor, el arte y la búsqueda de la fuerza para levantarse de nuevo.“El escritor de renombre internacional y ganador del Premio Booker ofrece un relato mordaz y profundamente personal de cómo soportar (y sobrevivir) un atentado contra su vida 30 años después de la fatwa que se ordenó en su contra”, añadió el sello.Rushdie responde a la violencia con arte y nos recuerda el poder de las palabras para dar sentido a lo impensable.Indignación en el mundo literario

El ataque contra el novelista ocurrió el 12 de agosto de 2022, minutos antes de que presidiera una charla en el auditorio de la Institución Chautauqua, en el estado de Nueva York. Desde entonces, el gremio cultural del mundo entero manifestó su indignación e, incluso, organizó varias vigilias en su honor para compartir historias personales sobre él y también para leer pasajes de sus novelas.Sus heridas eran profundas y perdió la vista de un ojo. Tenía tres cortes graves en el cuello. Una mano quedó incapacitada, porque le cortaron los nervios del brazo, y tenía unas 15 lesiones más en el pecho y el torso, declaró poco después del incidente Andrew Wylie, agente de Rushdie.El también ensayista pasó años escondido después de que el ayatolá iraní Ruhola Jomeini emitiera una fatwa en 1989 que pedía su muerte tras la publicación de su novela Los versos satánicos, que trata el Islam en sus orígenes, e incluso plantea secuencias de sueños que hacen referencia al profeta Mahoma, por lo que algunos musulmanes catalogaron la obra de blasfema.Aunque el altercado causó conmoción en Occidente, éste fue elogiado por extremistas de países musulmanes como Irán o Pakistán. Sin embargo, durante las dos décadas pasadas, el novelista viajó libremente.El sujeto acusado de apuñalarlo, Hadi Matar (libanés de 24 años) fue detenido inmediatamente después de los hechos y su juicio sigue en suspenso.Rushdie ha sido galardonado con el Grinzane Cavour y el Premio Nacional de las Artes de Estados Unidos. En 2007, fue nombrado Caballero del Imperio Británico por su contribución a la literatura. Además, es Comendador de la Orden de las Artes y las Letras e integrante de la Real Sociedad de Literatura, así como abanderado en la lucha por la libertad de expresión.Algunas de sus obras más sobresalientes son Hijos de la medianoche, El último suspiro del moro, Joseph Anton y Quijote.