El presidente Luis Abinader emitió este viernes el Decreto 311-24, mediante el cual se declara una situación de desastre de carácter regional, como consecuencia de los daños y afectaciones causados por la vaguada que ha impactado el territorio nacional, causante de significativos y grandes daños, de manera particular en las provincias La VegaHermanas Mirabal, Espaillat, Duarte, Santiago y otras demarcaciones del país.

El decreto establece, además que, el Poder Ejecutivo, mientras no se haya declarado que la situación ha vuelto a la normalidad, podrá modificar la calificación dada a la declaración de desastre y las disposiciones del régimen especial que deberán ser aplicadas, según lo establece el párrafo I del artículo 23 de la Ley núm. 147-02, sobre Gestión de Riesgos.