Santo Domingo.- Con el objetivo de consensuar y definir un marco operativo para la implementación de autoprueba de VIH en la República Dominicana, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSP), en coordinación con la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS, realizó un Foro de Alto Nivel, para la incorporación de pruebas rápidas, que busca permitir alcanzar a quienes no tienen acceso a las pruebas de detección con mayor facilidad y de manera discreta

La actividad, que se realizó con el apoyo de actores de la Respuesta Nacional, poblaciones clave, y organismos internacionales busca también presentar la evidencia científica y las experiencias nacionales e internacionales a nivel de Ministerios de Salud y comunidades de la región, mostrando los aspectos operativos para la implementación de autoprueba de VIH y elaborar una hoja de ruta para la implementación en el país.

El acto estuvo encabezado por el ministro de Salud, doctor Víctor Atallah, quien saludó y calificó de muy importante la iniciativa de la Dirección General de Control de las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (Digecitss), ya que, a pesar de todos los avances significativos obtenidos de esta enfermedad, el VIH sigue teniendo una incidencia importante, siendo la razón por la cual se busca implementar en el país la realización del autoprueba, para su diagnóstico de forma precoz. 

“De este foro saldrán muchas ideas, compromisos y alianza para seguir avanzando, y desde el MSP seguiremos buscando innovaciones a soluciones que lleven las facilidades necesarias a la población en busca de su salud. Nosotros tenemos que buscar todos los medios para que el alcance de salud llegue sin inclusión a todos. El diagnóstico precoz es muy importante y fundamental en el manejo de las enfermedades y se tienen las herramientas para implementarla no hay razones que impida aportar las soluciones”. 

De su lado, la doctora Mónica Thormann, coordinadora de Digecitss, manifestó que a pesar de la evidencia y de la disponibilidad de pruebas rápidas para el diagnóstico del VIH, cada año sigue habiendo nuevos casos, algunos de los cuales son diagnosticados en fases avanzadas de la infección, con un alto riesgo de mortalidad. Lo que revela que a pesar de los adelantos tecnológicos existe una brecha de la implementación en los países. 

Indicó que, con la autoprueba del VIH se llega a más personas cuya infección no ha sido determinada y representa un avance para dotarlas de capacidad de acción y decisión, por los que un diagnóstico en etapa temprana, antes de que se manifiesta la enfermedad, puede tener un tratamiento. 

Indicó que, en el país, hasta el año 2022, se estima que unas 79,000 personas concentradas en diferentes poblaciones están afectadas con la epidemia del VIH, a los que se van añadiendo 4,100 nuevas infecciones anuales y entre los que ocurren 1,500 muertes por año.

Manifestó que existe un esfuerzo conjunto entre instituciones de salud gubernamentales y no gubernamentales en el diagnóstico. El país ha alcanzado y superado, en 2023, el 95 % de los casos diagnosticados sobre los estimados, que es la “meta del primer pilar”, pero aún falta abarcar otras poblaciones de difícil acceso. 

En tanto, la señora Olivia Brathwite, asesora de Enfermedades Transmisibles de la OPS en el país, dijo que esa institución recomienda la implementación de la autoprueba del VIH, y pidió a las comunidades apoyar el manejo de este modelo que es muy importante, ya que un grupo de personas pueden conocer su estatus la enfermedad con tiempo.

Durante el foro se realizó un intercambio de experiencias con diferentes actores internacionales quienes abordaron varios aspectos de la respuesta al VIH 

El foro contó con la presencia del doctor Eladio Pérez, viceministro de Salud Colectiva; Rubelina Santos, directora de Asistencia a la Red de los Servicios de Salud del SNS; Rafael González, director del Consejo Nacional para el VIH y SIDA y representantes de organismos internacionales e invitados especiales.