Pese a su habitual contención, Christopher Nolan estaba visiblemente emocionado cuando entró a la sala de prensa del Oscar, luego de haber recibido al menos un premio de manera directa (el de Mejor Director) y 7 trofeos adicionales por los méritos de la película que él mismo dirigió y escribió sobre la base de la biografía “American Prometheus”.

Al ser preguntado por lo que pensaba hacer para festejar los abundantes logros de la velada, aseguró que iría primero al Baile del Gobernador que se lleva a cabo tras la conclusión de la ceremonia en el mismo edificio donde se realiza el evento de premiación. “Estaré después con mis hijos, celebrando con mi familia”, agregó.

“Lo más emocionante para mí ha sido la recepción que ha tenido la película, porque, cuando haces algo de esta escala, lo haces porque crees que existe una gran audiencia para ella”, agregó el realizador británico. “Pero, desde que empezamos a lanzarla en julio del 2023, la respuesta ha superado ampliamente todo lo que esperaba. Y ser reconocido ahora de este modo por mis colegas es la cereza en el pastel”.

Respondiendo una pregunta directa de Los Angeles Times en Español, el cineasta afirmó que, aunque no le interesaba hacer una película ‘de mensaje’, porque eso hubiera implicado caer en lo didáctico, se sentía gratamente sorprendido por lo bien que le había ido a “Oppenheimer” con el público joven, sobre todo porque uno de sus hijos adolescentes le había comentado que la gente de su generación “no se interesaba en estos temas” cuando le comentó que estaba trabajando en un proyecto vinculado a la vida del inventor de la bomba atómica.

“Ojalá que esto pueda ayudar un poco en ese sentido, en la sensibilización de los seres humanos”, nos dijo. “La cinta termina en un momento de desesperanza sobre el futuro, claro; pero lo cierto es que, a partir de los años ‘60, la proliferación de armas atómicas empezó a disminuir. Todo empezó a revertirse en los ‘80, y es necesario presionar a los gobiernos para que vuelvan a reducirla”.

Por su parte, Cillian Murphy, que se llevó el Oscar al Mejor Actor por interpretar al científico que le da nombre al filme, dijo que estaría orgulloso si se le recordara únicamente por este trabajo, que considerara inimitable por diversas razones. “Es algo tremendamente creativo y a la vez arriesgado, que provoca tantas preguntas y que tanta gente ha querido ver”, comentó.

“Lo que ha pasado esta noche es incluso más significativo para mí porque lo hice al lado de Chris, con quien he trabajado a lo largo de 20 años”, precisó el irlandés, quien colaboró por primera vez con el realizador inglés en “Batman Begins” (2005)

“Él es el cineasta perfecto, porque es escritor, productor, dirige increíblemente a los actores y presenta sus películas de una manera completamente original”, se entusiasmó. “Cuando yo era muy joven e hice una audición para él, pensé que eso iba a ser todo, y estaba satisfecho con esa simple oportunidad. Me siento profundamente honrado de seguir trabajando con él”.