Impulsada por las grandes giras de estadios de artistas como Taylor Swift y Beyoncé, la venta de entradas está en auge y puede que los shows en vivo continúen atrayendo multitudes masivas este año, en un momento muy diferente al cierre de las salas de conciertos de todo el mundo por la pandemia.

La productora de conciertos y eventos Live Nation confirmó esta semana lo que los datos han mostrado por más de un año, el COVID está en gran medida en el espejo retrovisor y ahora millones de personas buscan entretenimiento fuera de casa y están dispuestos a gastar mucho dinero para hacerlo.

Live Nation, propietaria de Ticketmaster, dijo en una presentación ante los reguladores esta semana que 2023 trajo máximos históricos tanto en asistencia como en ventas de boletos.

La asistencia aumentó un 20% a la asombrosa cifra de 145 millones en 2023, en comparación con el año anterior.

En 2021, cuando los locales comenzaron a reabrir con requisitos de uso de mascarilla, la asistencia fue de apenas 35 millones. La compañía no proporcionó cifras de asistencia para 2020, cuando el COVID-19 comenzó a propagarse. La asistencia fue de 98 millones en 2019.

Live Nation espera que la demanda siga creciendo como una bola de nieve.

“Este va a ser un gran año”, dijo el presidente ejecutivo Michael Rapino a los inversionistas en una conferencia telefónica el jueves. “Miramos hacia el 2025, parece que va a ser nuevamente un año monstruoso de estadios a medida que ese flujo se recarga solo”.

Y aunque Live Nation controla una gran parte del sector de los eventos en vivo, otros también predicen un gran crecimiento para la industria en general en los próximos años.

En diciembre, la firma de datos de entretenimiento Pollstar informó que el Eras Tour de Taylor Swift fue la primera gira en cruzar la marca de los 1.000 millones de dólares en ingresos y también pronosticó un gran 2024 para Swift. La revista proyectó que la Gira Eras volverá a alcanzar los 1.000 millones de dólares dentro de su periodo actual, lo que significa que es probable que Swift recaude más de 2.000 millones de dólares en toda su gira.

En ingresos mundiales, la gira de Swift fue seguida por Beyoncé y Bruce Springsteen & The E Street Band. Pero en general fue un gran año para la música más allá de las giras de primer nivel.

La venta de entradas para las 100 mejores giras del año en todo el mundo aumentó un 46% con respecto a 2022, con un volumen de ventas de 9.170 millones de dólares.

En Norteamérica, esa cifra pasó de 4.770 millones de dólares en 2022 a 6.630 millones de dólares el año pasado.

Además, un informe de octubre de Allied Market Research pronostica que el mercado global de la industria de eventos en vivo, que incluye todo, desde conciertos hasta eventos deportivos y conferencias, duplicaría su valor, alcanzando los 1,2 billones de dólares en 2032.