El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) reanudó este viernes las operaciones del canal Monsieur Bogaert, tras reparar la rotura que se produjo en un tramo localizado en el sector La Otra Banda, producto de las fuertes lluvias que impactaron sobre esa provincia y gran parte del país a final de mayo pasado.

Olmedo Caba Romano, director ejecutivo de la entidad, indicó que los trabajos de rehabilitación del canal fueron iniciados de inmediato, cumpliendo instrucciones en ese sentido del presidente Luis Abinader, y no fueron interrumpidos a pesar de las lluvias que se siguen precipitando en la demarcación.  

Precisó que la rotura corregida alcanzó una longitud de 20 metros en la margen izquierda del canal, en un tramo paralelo al río Yaque del Norte, a una distancia de 12 metros de este. Los trabajos consistieron en la construcción de dos líneas de gaviones de 6 metros de altura cada una, con el fin de reforzar el canal y prevenir futuros rompimientos en ese punto. También se hizo la construcción de otro muro de gaviones revestido en hormigón en la margen izquierda para proteger las edificaciones próximas al canal. 

El titular del Indrhi dijo que con la culminación de estos trabajos, la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) y el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) podrán operar los acueductos de La Canela, Hato del Yaque y Villa Bao, los cuales tienen su toma en el canal Monsieur Bogaert.

Caba Romano agradeció la comprensión de los productores agropecuarios y las familias que resultaron impactadas con la avería, al tiempo que indicó que los trabajos se llevaron a cabo con la supervisión de la Regional Alto Yaque del Norte, a cuyo director, Rafael Romero, reconoció por el seguimiento para que el canal restableciera su operación en tiempo oportuno.

Al mismo tiempo, recordó que la pasada semana se normalizaron las operaciones en el canal Ulises Francisco Espaillat (UFE), para garantizar el riego en Navarrete, Villa González, Esperanza, Guayacanes, Jicomé, Laguna Salada y Hatillo Palma y el abastecimiento de los acueductos de Cienfuegos y los dos de Villa González, que tienen su toma en ese canal.