Un gato con rabia mordió a una mujer en Wake Forest y las autoridades confirmaron este nuevo caso de contagio.

Según explicaron los departamentos de Control Animal y de Salud Pública del condado de Wake, este caso se presentó el primer fin de semana de junio.

El encuentro entre el gato y la mujer, sucedió cerca de la intersección de autopista 401 y Pulley Town Road, en Wake Forest.

Confirman caso de rabia

También señalaron que después del incidente donde la persona resultó herida, las autoridades encontraron al gato muerto y le realizaron pruebas de laboratorio.

Finalmente el lunes 3 de junio de 2024, se confirmó que el gato había dado positivo al virus de rabia, por lo que piden extremar precauciones en la zona.

Las autoridades dijeron en un comunicado, que “se cree que el animal procedía de una colonia de gatos callejeros que vivía cerca” del área en Wake Forest.

De acuerdo al Departamento de Salud Pública de NC, tanto en el estado “como en todo Estados Unidos, el animal doméstico que más comúnmente se infecta con rabia es el gato”.

Medidas de seguridad

Ante este nuevo caso de rabia, las autoridades piden extremas precauciones y sobre todo, vacunar a las mascotas.

«Animamos a todos los residentes a protegerse a sí mismos y a sus mascota; y mantenerse alejados de animales desconocidos», señaló Susan Evans, Vicepresidenta de la Junta de Comisionados del Condado de Wake.

Por lo tanto, evita acercarte a animales salvajes y no alimentes a perros o gatos de la calle, así evitas cualquier interacción que te ponga en peligro, dicen las autoridades.

Tampoco dejen basura ni alimentos al exterior de las casas, ya que esto puede atraer a animales salvajes y poner en riesgo a las mascotas domésticas.

Finalmente, no dejes solas a tus mascotas en el exterior, mantente atento a ellos todo el tiempo y déjalos en el interior de la casa durante la noche.

Buscar atención médica

Las autoridades piden a las personas que si son atacadas por algún animal sospechoso, deben buscar atención médica de inmediato.

Los mismo si esto sucede con las mascotas, “ponte en contacto con un veterinario inmediatamente”, recomiendan.

NCDHHS explica que “la rabia se puede prevenir en humanos con un tratamiento oportuno y adecuado” y en las mascotas se pueden evitar los contagios con las vacunas a tiempo.