Victoria Spartz, la única legisladora estadounidense nacida en Ucrania, emergió desde el comienzo de la guerra con Rusia como una defensora natural de ayudar a su país. Pero recientemente, cuando la Cámara de Representantes consideró un paquete de 61.000 millones de dólares en respaldo adicional a Ucrania, Spartz votó en contra.

En vez de favorecer un apoyo incondicional, la legisladora ha pedido supervisar mejor el envío de fondos estadounidenses y se ha declarado en contra de dar “cheques en blanco” a Ucrania, afirmando que la prioridad debe ser asegurar la frontera entre Estados Unidos y México.

Esa postura se alinea más con los republicanos conservadores de la cámara baja y sobre todo con el conservador distrito legislativo de Indiana que ella representa. Spartz está enfrascada en una dura contienda de cara a las primarias republicanas del 7 de mayo, que se han complicado por su anuncio público, hace más de un año, de que no buscará la reelección, una decisión de la que luego se retractó.

El paquete de asistencia —parte de una propuesta más amplia que incluía ayuda asistencia a Israel, Taiwán y otros aliados de Estados Unidos— fue aprobado el 20 de abril por la Cámara de Representantes y por el Senado el martes pasado, y un día después fue firmado por el presidente Joe Biden.

Spartz se dijo “un poco asombrada” por la idea de que su pasado debe determinar su apoyo a la causa ucraniana si ella cree que el dinero será despilfarrado.

“Mi responsabilidad es proteger al pueblo estadounidense”, expresó en una entrevista reciente.

Spartz habló en un evento organizado por el Partido Republicano del condado Hamilton en Sheridan, Indiana, un pueblo de unos pocos miles de habitantes. El evento, en un salón sobre la principal calle del pueblo, contó con la asistencia de ocho de los nueve candidatos en las primarias republicanas, que pudieron dar uno por uno sus presentaciones ante el público y las autoridades locales del partido.

Mike Murphy, excongresista estatal por Indiana y comentarista político, explicó que el envío de fondos a Ucrania en estos momentos no es gran prioridad para los votantes republicanos. Las preocupaciones sobre la frontera con México son un mayor catalizador de participación y los candidatos en ese distrito conservador lo tienen muy en cuenta. La mayoría de los rivales de Spartz para obtener el escaño por el Distrito 5 sostienen que proteger la frontera con México debe ser más importante que enviar dinero a Ucrania.

“Todos tratan de imitar a Trump lo más posible”, dijo Murphy en entrevista telefónica.

La seguridad fronteriza ha sido un tema constantemente mencionado por el legislador Chuck Goodrich, el rival de Spartz que tiene más fondos. Goodrich ha atacado a Spartz por su apoyo inicial a Ucrania, acusándola de tener una posición de “Ayudar a Ucrania primero”.

Goodrich, quien asistió al evento en Sheridan, reconoció que Indiana está lejos de México, pero sostuvo que drogas ilegales como el fentanilo entran a Estados Unidos por la frontera sur y presentan una amenaza para todo el país.

“Todos los estados son estados fronterizos”, indicó Goodrich en una entrevista.