El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, conversó este viernes con el ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Sameh Shoukry, a quien reiteró que una escalada por parte de Irán «no beneficiaría a nadie en la región».

Los dos funcionarios también acordaron trabajar para encontrar un camino para el establecimiento de un Estado palestino.

Irán amenazó con represalias a Israel por el ataque contra el consulado iraní en Damasco que mató la semana pasada a siete miembros de la Guardia revolucionaria iraní, además de destruir el edificio anexo a la embajada de Teherán, que era la residencia del embajador iraní.

Estados Unidos considera creíbles las amenazas, ha reiterado su apoyo a Israel e informó que movilizará tropas adicionales en Oriente Medio para prepararse a una eventual escalada del conflicto.

El Secretario y el ministro de Relaciones Exteriores discutieron los esfuerzos multilaterales para promover la estabilidad regional, entre ellos el conseguir un alto el fuego en Gaza y «avanzar en un camino hacia un Estado palestino con garantías de seguridad para Israel», de acuerdo con el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

Indicó, además, que también discutieron los esfuerzos en curso para aumentar la asistencia humanitaria a Gaza, proteger a los civiles palestinos y lograr un alto el fuego «inmediato» que asegure la liberación de todos los rehenes.

El Cairo es sede de las negociaciones para alcanzar un acuerdo de tregua en la Franja de Gaza.

Estados Unidos, Egipto y Catar llevan meses mediando entre Israel y el grupo palestino Hamas para conseguir un cese de la violencia que permita la entrada de ayuda humanitaria. Más de 33.100 personas han muerto desde el inicio de la guerra en octubre pasado y donde una treintena de menores ha fallecido por desnutrición aguda.

De acuerdo con Matthew, Blinken estuvo de acuerdo con el Ministro egipcio en la necesidad de continuar coordinando estrechamente con Egipto sobre cómo avanzar en el camino hacia un Estado palestino con garantías de seguridad para Israel.