Las fuerzas ucranianas bombardearon el viernes dos veces una tienda en el poblado de Sadovoye, en la región rusa de Kherson, causando la muerte de 22 civiles, según el gobernador de la región, Vladimir Saldo.

Saldo dijo que en el momento del ataque, había un número significativo de clientes y personal dentro de la tienda, según un informe de TASS.

«El primer (ataque) fue consecuencia de una bomba aérea francesa guiada, y el segundo del conocido proyectil estadounidense HIMARS», dijo Saldo en el informe.

«Tras la llegada del primero, la gente de las casas vecinas salió corriendo para ayudar a las víctimas; pero al poco tiempo, llegó el misil HIMARS. Entre los muertos hay dos niños», añadió Saldo.