Sakhir, Bahrein. Max Verstappen le pidió a las sedes de las competencias de la Fórmula Uno que “revisen dos veces” por seguridad si hay objetos en la pista después de que una tapa de drenaje suelta obligó el viernes a interrumpir la sesión de pruebas de pretemporada por segundo día consecutivo.

La tapa voló cuando el mexicano Sergio Pérez, coequipero de Verstappen con Red Bull, pasó sobre una curva y que obligó a que saliera una bandera roja en la sesión matutina tras apenas media hora para que repararan e inspeccionaran el área.

Carlos Sainz Jr. de Ferarri sufrió severo daño al vehículo debido a la cubierta de una válvula de agua durante una práctica en el Gran Premio de Las Vegas en noviembre, dejando en claro que es un problema.

El campeón defensor advirtió que el problema podría empeorar debido a la aerodinámica del efecto suelo que se introdujo en el 2022, en el que el suelo está diseñado para tener agarre con la pista.

“Antes de comenzar a pilotear este fin de semana, revisen dos veces que todo esté sólido, creo, es algo que tienen que hacer en todas las pistas para no tener otra situación en la que los vehículos quedan destruidos”, advirtió Verstappen. “Especialmente con el límite de gastos, no es bueno cuando eso sucede”.

Charles Leclerc de Ferrari fue uno de los pilotos que golpeó otra tapa suelta el jueves. La cubierta se quebró en el incidente y que llevó a que quedaran restos en la pista y a Ferrari teniendo que revisar su vehículo para cualquier daño.

“Es un asunto serio debido a que tiene grandes consecuencias”, indicó Leclerc. “Tenemos que revisarlo para que en el futuro no vuelva a suceder debido a que ayer fuimos suertudos que no sucedió en un lugar o situación similar a Las Vegas, pero en Vegas fue serio para Carlos”.

La acción alimentada por la adrenalina de la nueva temporada de la Fórmula 1 arranca en Bahréin, con el actual campeón Max Verstappen ansioso por mantener su incansable dominiode 2023, mientras Lewis Hamilton comienza su vuelta final con Mercedes. Vía Graphic News