San Salvador. Tres partidos políticos de oposición en El Salvador pidieron el lunes al Tribunal Supremo Electoral la anulación de las elecciones legislativas del 4 de febrero, en las que quedaron en manifiesta minoría en la Asamblea, bajo el argumentado de que no se ha respetado la voluntad popular.

PUBLICIDAD

Dirigentes de los partidos conservadores Alianza Republicana Nacionalista (Arena), VAMOS, y Nuestro Tiempo presentaron la solicitud de nulidad de los comicios legislativos y además pidieron recusar a tres de los cinco magistrados del Tribunal Electoral por haber adelantado criterio en las últimas semanas sobre la posibilidad de anular las elecciones.

“Es lo correcto de hacer porque ha habido graves violaciones al marco constitucional, a los principios básicos de democracia, a la transparencia, a principios de violencia política, y a pesar de eso la oposición ha obtenido posiciones en la Asamblea Legislativa”, manifestó la diputada de VAMOS Claudia Ortiz, quien habría logrado la reelección para un segundo período en el Congreso.

Tras las elecciones, los partidos de oposición quedaron en minoría en el Legislativo. De los denunciantes, Arena obtuvo solo dos escaños y VAMOS, uno, mientras Nuestro Tiempo no sacó ningún representante. El oficialismo de Nuevas Ideas, en cambio, controla 54 de los 60 nuevos asambleístas. Los otros tres asientos están en manos de aliados del oficialismo.

Ortiz afirmó que “mientras no se repita una elección, nunca se va a poder saber con certeza cuál ha sido el resultado que la gente quiso reflejar en las urnas”. No especificó qué irregularidades ponen en duda el conteo electoral.

A la presentación de la solicitud, llegaron el presidente del partido Arena, Carlos Saade, el presidente de Nuestro Tiempo, Andy Failer, y la secretaria general de VAMOS, Cesia Rivas, acompañados de candidatos a diputados de estos partidos.

El izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que se ubicó en la segunda posición en la elección presidencial, pero que no ganó diputados en las elecciones legislativas, no acompañó la solicitud de los partidos conservadores.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (MOE/OEA), que ha estado presente en las votaciones y los escrutinios definitivos, señaló una serie de irregularidades como la falta de control del Tribunal Supremo Electoral en el escrutinio final.

Denunció que “uno de los representantes de Nuevas Ideas obstaculizó el trabajo de la misión, inhibiendo que uno de nuestros observadores presenciara el conteo en una de las mesas escrutadoras”.

Además, la misión dijo que tomó nota “de los ataques de los que fueron víctimas” periodistas durante todo el proceso electoral.

En la solicitud, además de pedir la nulidad y repetición de la elección legislativa, pidieron la recusación de “magistrados que adelantaron criterio”, diciendo que el plazo ya había vencido.

El magistrado del TSE Noel Orellana, que participó el lunes en un programa de entrevistas de la televisión local, desestimó el anuncio de los partidos Arena, Nuestro Tiempo y VAMOS, afirmando que ya están “fuera de tiempo”.

Orellana informó que se aprestan a oficializar los resultados en una cadena nacional de radio y televisión y que el escrutinio ya está finalizado.

Confirmó que el partido Nuevas Ideas, del presidente Nayib Bukele, ganó 54 de los 60 escaños del Congreso, Arena obtuvo dos bancas, al igual que el Partido de Concertación Nacional (PCN), mientras que el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y VAMOS sumaron un diputado cada uno.

Informó que ya tiene programado para el día lunes 26 entregar las credenciales a Nayib Bukele y Félix Ulloa, ya electos oficialmente como presidente y vicepresidente de la República.

“De acuerdo a los datos que tenemos ya que son oficiales, el presidente de la República ha sido electo con el 84.65 por ciento de los votos válidos que esto representa el 52.6 por ciento de la votación total”, agregó.