CARACAS – La Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela anunció este martes que llevará ante instancias internacionales el caso del despojo y posterior destrucción, por parte de Estados Unidos, del avión Boeing 747 que era propiedad del Estado venezolano.

Lo anterior se contempla en un acuerdo aprobado hoy en el Parlamento en rechazo a la apropiación indebida y desmantelamiento, por parte de autoridades del país norteamericano, de la referida aeronave de carga que cumplía funciones de asistencia humanitaria.

El texto aprobado por el máximo órgano legislativo rechaza de manera categórica «el siniestro robo y posterior destrucción de la aeronave perteneciente a la empresa estatal venezolana Emtrasur por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América».

El Poder Legislativo nacional también manifestó su respaldo a las otras medidas legales, diplomáticas y políticas emprendidas por el Gobierno de Venezuela para salvaguardar los bienes patrimoniales de la nación.

El citado acuerdo también reitera una firme condena a todas las demás medidas unilaterales impuestas por Estados Unidos contra distintas instancias y entes del país sudamericano.

El avión venezolano fue objeto de polémica desde el año 2022, cuando fue retenido en Argentina por pedido de la justicia estadounidense. Desde entonces, se mantuvo en territorio argentino hasta el 12 de febrero, cuando fue trasladado a territorio estadounidense y posteriormente destruido con maquinaria pesada.