Un hombre murió en México a causa de una cepa de gripe aviar llamada H5N2 que nunca antes se había encontrado en un ser humano, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud.

La OMS dijo que no estaba claro cómo se infectó la persona, aunque la H5N2 se ha registrado en aves de corral en México.

Existen numerosos tipos de gripe aviar. La H5N2 no es la misma cepa que ha infectado a varios hatos de vacas lecheras en Estados Unidos. Esa cepa se denomina H5N1, y tres trabajadores agrícolas han contraído infecciones leves.

Otras variedades de gripe aviar han matado a personas en diversas partes del mundo en años anteriores, incluidas 18 personas en China durante un brote de H5N6 en 2021, según una cronología de brotes de gripe aviar de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas de salud alertaron a la OMS sobre una persona de 59 años que murió en un hospital de Ciudad de México y que tenía el virus, a pesar de no haber estado expuesta a aves de corral u otros animales.

Según el comunicado de la OMS, los familiares del paciente informaron que éste había estado postrado en cama por motivos no relacionados antes de presentar fiebre, dificultad para respirar y diarrea el 17 de abril. La Secretaría de Salud de México informó en un comunicado que el hombre padecía enfermedades subyacentes, como insuficiencia renal crónica, diabetes e hipertensión arterial.

Se solicitó asistencia hospitalaria el 24 de abril y la persona falleció ese mismo día.

Las pruebas iniciales mostraron un tipo de gripe no identificado que los análisis de laboratorio posteriores confirmaron que era H5N2.

La OMS señaló que el riesgo para la población en México es bajo y que hasta la fecha no se han descubierto más casos en humanos, a pesar de que se han realizado pruebas a personas que estuvieron en contacto con el fallecido en su domicilio y en el hospital.

En marzo se habían producido tres brotes de H5N2 en aves de corral en zonas cercanas de México, pero las autoridades no han podido encontrar un vínculo. Las autoridades mexicanas también están vigilando a las aves cerca de un lago poco profundo en las afueras de Ciudad de México.

Siempre que la gripe aviar circula entre las aves de corral, existe el riesgo de que las personas en estrecho contacto con las aves puedan infectarse. Las autoridades de salud vigilan de cerca cualquier indicio de que los virus estén evolucionando para propagarse fácilmente de persona a persona, y los expertos se muestran preocupados a medida que más especies de mamíferos contraen los virus de la gripe aviar.