Los amantes del café —y sus médicos— se han preguntado desde hace mucho tiempo si una taza de café puede afectar al corazón. Una nueva investigación publicada el miércoles descubrió que beber café con cafeína no afecta significativamente un tipo de palpitación cardiaca que puede sentirse como un salto en los latidos.

Pero sí señaló un ligero aumento en otro tipo de latido irregular en personas que bebieron más de una taza al día. Y descubrió que las personas tienden a caminar más y dormir menos los días que tomaron café.

El café es una de las bebidas más comunes en el mundo. En Estados Unidos, dos terceras partes de los estadounidenses toman café todos los días, más que agua o té, según la Asociación Nacional del Café, un grupo comercial. El café contiene cafeína, un estimulante, que se considera seguro para adultos sanos en unos 400 miligramos al día, o aproximadamente el equivalente a cuatro o cinco tazas preparadas en casa.