Nile Rodgers, compositor estadounidense y cofundador de la influyente banda de música disco de la década de 1970 Chic, y el compositor y director de orquesta finlandés Esa-Pekka Salonen ganaron el martes el Premio Polar de Música 2024.

El Premio Polar de Música se otorga anualmente a individuos, grupos e instituciones en reconocimiento a logros musicales excepcionales. Fue fundado en 1989 por el difunto Stig Anderson, un editor, letrista y mánager sueco de ABBA, que estableció el sello discográfico Polar Music.

Rodgers y Salonen recibirán cada uno un premio dotado con un millón de coronas suecas (unos 95.000 dólares) en ceremonias en Estocolmo el 21 de mayo.

El jurado del premio destacó el martes señaló sobre el guitarrista, compositor y productor estadounidense: “Hay pocos en la historia, si es que hay alguno, que hayan compuesto música dance tan sofisticada y sutilmente arreglada como Nile Rodgers”, quien “convirtió la música disco y el funk en un arte” con su grupo Chic y canciones como “Le Freak” y “Dance, Dance, Dance”.

“Con Nile Rodgers, honramos a un pionero innovador cuyo legado abarca su trabajo como cofundador de Chic y como productor discográfico y creador detrás de buena parte de la mejor música del mundo”, dijo Marie Ledin, directora general del Premio Polar de Música, en un comunicado. “El impacto de Nile en la cultura pop es incomparable y sus canciones atemporales continuarán deleitando, elevando e inspirando durante muchos años”, dijo.

Entre otros, Rodgers ha creado música para David Bowie, Diana Ross, Madonna, Daft Punk y Sister Sledge.

Esa-Pekka Salonen se desempeña actualmente como director musical de la Sinfónica de San Francisco y director laureado de la Filarmónica de Los Ángeles. “Es un innovador”, dijo Ledin.

“Su curiosidad artística, creatividad y enfoque progresista para componer y dirigir allana el camino en la música clásica”, dijo. “Es un maestro del tono, equilibrando perfectamente el sonido y la emoción para producir y dirigir música que conmueve profundamente al oyente”.

Salonen vio un gran avance en 1983 cuando dirigió la Sinfonía n.º 3 de Mahler con la Orquesta Philharmonia de Londres.

El jurado del premio elogió la adopción de las innovaciones tecnológicas por parte de Salonen, “no sólo por el bien de la experimentación, sino como una forma de ayudar a las personas a descubrir buena música en el mundo de los medios de comunicación en constante cambio”.

Durante su larga carrera, Salonen también ha trabajado con la Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca y es cofundador del Festival anual del Mar Báltico, uno de los principales eventos de música clásica de Europa que tiene lugar en Suecia.