El Ministerio de Salud Pública (MSP) destacó este jueves que elaumento en la vigilancia epidemiológica es de alto impacto, ya que permite la detección temprana de enfermedades crónicas entre estas la renal.

La afirmación la hizo el viceministro de Salud Colectiva, doctor Eladio Pérez, quien resaltó que el fortalecimiento del sistema de la vigilancia epidemiológica tiene como objetivo obtener información certera de las enfermedades y la detección oportuna, para dar pie a la toma de decisiones tanto en la prevención como en el manejo de la enfermedad.

Estas observaciones fueron expuestas en una actividad organizada por el MSP y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), por el Día Mundial del Riñón, que se celebra el segundo jueves de marzo y este año tiene como lema “Promover el acceso equitativo a la atención y la práctica óptima de los medicamentos”.

“La vigilancia ha aumentado en un 200 %. Anteriormente los registros notificaban anualmente alrededor de unos 300 casos de enfermedad renal al año; sin embargo, con la

optimización de la vigilancia, se ha logrado mejorar los mecanismos de control, mayor capacitación de los médicos especialistas, todo esto con la colaboración de la Sociedad Dominicana de Nefrología, a quien agradecemos” manifestó.

Indicó que el desarrollo de planes y especializaciones que persiguen mejorar la capacitación de los profesionales se traduce en mejor manejo de la enfermedad y por ende mayor calidad de vida de los pacientes, evitando complicaciones como diálisis, trasplantes renales y hasta la muerte.

El funcionario llamó a la población a que acuda de manera regular a su revisión médica, para de esta manera detectar a tiempo enfermedades como la diabetes, hipertensión y las cardiovasculares, de las que se puede derivar la enfermedad renal.

La actividad contó con la presencia del asesor internacional de Promoción de la Salud y Curso de Vida de la OMS/OPS, doctor Bernardino Vitoy, quien manifestó que más del 10 % de la población mundial, padece de esta enfermedad y que se espera que para el presente año esta cifra aumente.

 “Enfermedades como la hipertensión y diabetes son la causa más común de insuficiencia renal, por ello la importancia de controlar los niveles y mantenerlos estables. Con la promoción de la salud, controlando los factores medioambientales que inciden, mejores políticas gubernamentales para el acceso a los medicamentos y acciones institucionales conjuntas, se logra detección y mejor manejo de la enfermedad”, señaló Vitoy.

De su lado, la doctora Eliana Diná, presidenta de la Sociedad Dominicana de Nefrología dijo que la enfermedad renal se constituye en una enfermedad silenciosa; por esto la importancia de la detección temprana, la realización de análisis de orina indicado por sus especialistas ginecólogos y urólogos, en sus exámenes de rutina.

“Al año 2021, en el país había unos 5,275 pacientes en terapia de reemplazo renal, es decir cerca de 700 pacientes por millón de habitantes, tomando en cuenta la tasa de mortalidad y el subregistro; es importante destacar el costo que representa para la seguridad social y las familias una enfermedad renal; por tanto lo más económico es la prevención y promoción

de la salud”. 

Mientras que la doctora Andelys de la Rosa, directora del Departamento de Prevención de las Enfermedades No Transmisibles, afirmó que, según el Registro Nacional de Diálisis 2021-2022, la prevalencia de enfermedade renal crónica en el país es de 4.18 pacientes por cada 10,000 habitantes y que el sexo masculino es el más afectado con una tasa de 67.3 %, con la hipertensión como la causa más frecuente con un 52.67 % y la diabetes mellitus con 37.76 %.

La actividad contó además con la presencia de los viceministros José Antonio Matos, de Garantía de la Calidad; Miguel Rodríguez Viñas, de Fortalecimiento y Desarrollo, junto con Raysa Bello, de Asistencia Social; así también el doctor Ricardo Elías Melgen, director de Salud de la Población, y la doctora Grey Benoit, de la Dirección de Epidemiología, entre otros funcionarios, encargados departamentales y médicos especialistas.