El Experimento de Interferometría de Radio CubeSat (CURIE) de la NASA será lanzado el martes para explorar los orígenes de las ondas de radio procedentes del Sol, uno de los factores clave que determinan el clima espacial.

CURIE despegará a bordo de un cohete Ariane 6 de la Agencia Espacial Europea desde el Centro Espacial Guayanés en Kourou, Guayana Francesa, y volará a una altitud de alrededor de 580 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

Con el uso de interferometería de radio, la misión busca estudiar emisiones de ráfagas de radio generadas por erupciones solares, como llamaradas y eyecciones de masa coronal en la heliosfera interior. Estos eventos determinan el clima espacial al aumentar la actividad de auroras y efectos geomagnéticos en la Tierra.

Diseñada por un equipo de la Universidad de California, Berkeley, CURIE será la primera misión de su tipo que mida ondas de radio en el rango de frecuencias de 0,1 a 19 megahercios desde el espacio, señaló la Agencia Espacial Europea.

Estas longitudes de onda son bloqueadas por la atmósfera superior de la Tierra, de modo que este tipo de investigación sólo puede realizarse desde el espacio.

De acuerdo con la NASA, durante la investigación de ondas de radio procedentes del Sol, CURIE utilizará una técnica llamada interferometría de radio de baja frecuencia, la cual no se había utilizado nunca antes en el espacio.

«Esta técnica depende de dos naves espaciales independientes de CURIE, las cuales juntas no son más grandes que una caja de zapatos, que orbitarán la Tierra a una distancia de poco más de tres kilómetros entre sí», señaló la NASA.

Esta separación permitirá a los instrumentos de CURIE medir diminutas diferencias en los tiempos de llegada de las ondas de radio, lo que les permite determinar exactamente el lugar de procedencia de las ondas de radio.