Todos los músicos sueñan con presentarse ante un gran público, pero María Becerra no había imaginado que tendría dos fechas con entradas agotadas en el estadio River Plate de Buenos Aires en las que convocó a cerca de 140.000 personas.

“Tengo una lista de deseos que yo tenía, que hice a los 12 años, en la que escribí que soñaba con cantar en lugares gigantes e icónicos como el (Teatro) Gran Rex; esa era mi meta, mi tope”, dijo Becerra en una entrevista reciente por videollamada durante los preparativos de sus conciertos en el River.

Becerra se convirtió el fin de semana pasado en la primera artista argentina con dos fechas en el también conocido como Estadio Monumental, reservado sólo para estrellas de la talla de Taylor Swift y Michael Jackson.

“Es muy surreal todavía todo”, dijo Becerra, de 24 años, quien hace casi una década se dio a conocer como YouTuber antes de dar el salto a la música.

Detrás de los dos conciertos había un ejército de especialistas, desde fisioterapeutas, profesores de canto y entrenadores físicos, a diseñadores de escenografía, peluqueros y vestuaristas. Durante sus presentaciones, Becerra estuvo acompañada por 21 bailarines.

“Realmente está todo, todo, todo milimétricamente calculado y todo el equipo ha estado en todos los detalles”, dijo Becerra. “Es una preparación de meses. Es un desafío muy grande y hay que estar a la altura, obviamente”.

Para lograr una presentación de éxito, Becerra expandió su formato de teatro a estadio, incluyendo pasarelas, elevadores, un carro, pantallas gigantes, pirotecnia, un piano e incluso regalos para el público.

“Todo ha cambiado y ha evolucionado, los visuales son increíbles, hay cosas en 3D”, dijo. “Me hicieron a mí en inteligencia artificial y me escanearon la cara en 3D y aparezco yo hablando en pantalla… La gente de arte y escenografía se pasó; es abismal, muy grande”.

Estar en la casa del equipo de fútbol River Plate, no fue un problema para Becerra, que dijo que no le va ni a Boca ni a River, sino a Club de Gimnasia y Esgrima La Plata.

Recientemente, Becerra fue nominada a los Premios Latin AMAs en la categoría de mejor colaboración tropical por “Así es la vida”, con Enrique Iglesias. Los premios se entregarán el próximo 25 de abril en Las Vegas.

Becerra todavía no sabe si va a viajar a la ceremonia, pero espera que su agenda se lo permita, pues está en los preparativos para sus fechas de gira por España y Estados Unidos.

“Y también vamos a ir a México y el resto de Latinoamérica: Chile, Perú, Bolivia… Este año va a ser muy full de shows, vamos a recorrer muchos lugares”, dijo.

La artista es muy consciente del momento peculiar en que se encuentra su carrera, siendo toda una superestrella en el Cono Sur, pero todavía dándose a conocer con el público de Estados Unidos, donde puede caminar sin que la detengan para pedir fotos.

“Ni aunque fuera conocida en todo el mundo, yo no tengo que dar por sentado nada”, señaló. “A la gente, como una pareja, vos la tenés que enamorar todos los días; es lo mismo con la gente, con tu público. Por eso me parece importante esto de ir a Estados Unidos y ser consciente”.

“Antes de que te pegue en el ego eso, tenés que tomarlo como un aprendizaje y tiene que ser algo que siga alimentando el hambre”, agregó.

En cuanto a volver a México, donde se ha presentado en el masivo Flow Fest y otros importantes escenarios como el Auditorio Nacional, Becerra dijo que le gustaría tener invitados especiales.

“Me muero, te juro que me muero de ganas de estar ahí en México y de repente aparezcan Los Ángeles Azules en un show mío”, señaló sobre la agrupación de cumbia mexicana con la que interpreta “El amor de mi vida”

Sus más reciente lanzamiento es el tema “Primer aviso” en colaboración con la pionera del género urbano Ivy Queen.

“Habíamos tenido algunos encuentros en premios, me la crucé varias veces entre los pasillos y ella siempre se ha tomado el tiempo de frenar a saludarme, a hablarme, decirme cosas muy motivadoras”, dijo. “Ella es un gran referente, fue la primera mujer en todo lo que es urbano y todas, todas, las que estamos hoy en día podemos estar gracias a ella también en un punto; es con mucho respeto y admiración”.

La canción iba a ser solista, pero Becerra pensó en invitar a otros artistas de renombre a corear en ella. Incluye un verso que dice “Mano’ arriba las que son caballotas como yo” y pensó que Ivy Queen, a quien apodan La Caballota, podría corearla.

“Me dijo, ‘espera, yo no te voy a corear, yo quiero que vos me esperes para tirar mis versos’”, recordó. “Literalmente eso me dijo, necesito que vos me esperes porque yo tengo muchas cosas que decir al respecto”.

En cuestión de unos días, tenía los versos de Ivy Queen y así surgió la colaboración, que tiene un video en el que Becerra canta y baila en Villa Lugano, Buenos Aires, e Ivy Queen, en Miami.

Becerra está constantemente buscando maneras de sorprender a sus fans, como con su “Acoustic Session”, un miniconcierto acústico con sus éxitos urbanos “Automático”, “Inspiradora” y “Perreo furioso”, entre otros, que transformaron a estilos más cercanos al reggae y al pop.

“Me parecía muy bonito esto de regalarles un acústico”, dijo. “Yo soy fanática de los acústicos, me encantan los unplugged de todos los artistas, me los descargo en Spotify… Sentís que el artista te está cantando en el oído de repente”.