Santo Domingo.-La reciente firma de un memorando de entendimiento enfocado en la implementación del Programa de Trabajo Decente de la República Dominicana para el periodo 2024-2027 como esfuerzo conjunto entre el gobierno, el sector empresarial y los sindicatos, refleja el compromiso de estas tres partes por colaborar en aras de garantizar el ejercicio pleno de los derechos laborales.

Además de impulsar el tripartismo y el diálogo, el memorando respalda la promoción del trabajo decente y la sostenibilidad empresarial, así  como robustece la protección social para los trabajadores y sus familias.

La firma estuvo a cargo de el Gobierno, representado por el Ministerio de Trabajo, las organizaciones de empleadores, representadas por la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom), el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), junto con  las organizaciones de trabajadores, representadas por la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) y la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), a los cuales se sumó la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

En el acto protocolar, el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, expresó que la misión de la institución que encabeza está en sintonía con la OIT, que es promover oportunidades para que tanto mujeres como hombres en nuestro país accedan a empleos dignos y productivos, en un entorno que garantice la libertad, la igualdad y la seguridad laboral.

“Al firmar este memorando de entendimiento, formamos parte de un hito hacia el desarrollo sostenible, venciendo los desafíos laborales y edificando una nación donde cada persona pueda desarrollarse plenamente, confiando en que nuestra colaboración, determinación y entrega nos conducirán a forjar un entorno laboral que sea equitativo, inclusivo y digno para todos”, agregó el ministro.

Por su parte, Leonardo Ferreira, director adjunto de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana, destacó que impulsar este Programa de Trabajo Decente para la República Dominicana es trabajar para encaminar acciones que contribuyan a una mayor justicia social a través del trabajo decente.

“El día hoy, tenemos la oportunidad de seguir avanzando con el proceso de construcción del Programa de Trabajo Decente para la República Dominicana, adoptando de forma tripartita el nemorando de entendimiento que afianzará el compromiso de los constituyentes de la OIT en la República Dominicana con la construcción de este marco de cooperación de la OIT, su puesta en marcha y su constante monitoreo y evaluación, así como su estructura de gobernanza, en la forma de su comité tripartito de seguimiento”, agregó el director adjunto.

En representación del sector empleador, Laura Peña Izquierdo, presidenta de Copardom, destacó que en una oportunidad la entidad había expresado al director general de la OIT su decisión de adherirse a la Coalición Mundial por la Justicia Social, que procura superar retos a través del diálogo social y, en ese orden, este Programa de Trabajo Decente es un valioso instrumento que permitirá exhibir logros a nivel internacional, en materia de empleo, equidad, sostenibilidad e institucionalidad.

De su lado, el señor Gabriel del Río, como representante el sector sindical, enfatizó que están de acuerdo con este convenio para que los derechos de los trabajadores sean una realidad, especialmente para los jóvenes y mujeres, y que esperan que tanto el Gobierno como el sector empleador puedan continuar con el diálogo y la concertación.

Sobre el Programa de Trabajo Decente de la R.D.

El Programa de Trabajo Decente es una herramienta que promueve el diálogo tripartito y define el marco de cooperación de la OIT para el país, en el cual se establecen las prioridades y los resultados esperados.  También es un instrumento que contribuye a los marcos internacionales para el desarrollo, tales como las estrategias de reducción de la pobreza, el Marco de Cooperación de las Naciones Unidas, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y otros planes integrados de desarrollo.

El Programa de Trabajo Decente de la República Dominicana se estructura en torno a cuatro prioridades acordadas de manera tripartita (Gobierno, empleadores y trabajadores), luego de consultas y diálogos sostenidos para este fin:

Garantizar el ejercicio efectivo de los derechos laborales con adaptación y adecuación de la legislación nacional a las necesidades del país y a las normas internacionales del trabajo ratificadas por la República Dominicana.

Fomentar el tripartismo y el diálogo social en el marco de un diálogo social efectivo, ético y de calidad con equidad de género.

Promover el empleo decente y las empresas sostenibles, con empleo pleno y productivo para transiciones justas y empresas sostenibles y competitivas en pro del crecimiento inclusivo y el trabajo decente, con igualdad de género como tema transversal.

Fortalecer la protección social, con protección en el trabajo y protección social universal.

El mecanismo de gobernanza del referido programa será ejercido por un comité de seguimiento compuesto por el mismo número de miembros (tres titulares y tres suplentes) en representación del Gobierno, de las organizaciones de empleadores y de las organizaciones de trabajadores. La OIT, por su parte, estará representada por un titular y dos suplentes.

Este comité tendrá la responsabilidad de velar por la implementación del Programa de Trabajo Decente para garantizar que las prioridades estratégicas, los resultados esperados y las metas establecidas se integren a otros esfuerzos nacionales y al Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible 2022-2026.