El mayor productor de huevos frescos de Estados Unidos informó el martes que ha interrumpido temporalmente la producción en una planta de Texas tras detectarse gripe aviar en las gallinas de ese centro, y las autoridades dijeron que también se había detectado el virus en una instalación avícola de Michigan.

Cal-Maine Foods, Inc., con sede en Ridgeland, Mississippi, dijo en un comunicado que aproximadamente 1,6 millones de gallinas ponedoras y 337.000 pollos —alrededor del 3,6% de su averío— fueron sacrificados tras detectarse la infección en las instalaciones del condado de Parmer, Texas.

La planta se encuentra en la frontera entre Texas y Nuevo México, a unos 137 kilómetros (85 millas) al suroeste de Amarillo y a unos 595 kilómetros (370 millas) al noroeste de Dallas. Cal-Maine vende la mayoría de sus huevos en las regiones del suroeste, sureste, centro-norte y Atlántico central de Estados Unidos, según la empresa.

“La compañía continúa colaborando estrechamente con funcionarios de los gobiernos federal, estatal y local, así como con grupos de la industria, para mitigar el riesgo de futuros brotes y gestionar eficazmente la respuesta”, según el comunicado.

“Cal-Maine Foods está trabajando para proteger la producción en otras instalaciones con el fin de minimizar las interrupciones a sus clientes”, agrega el comunicado.

La empresa afirma que no se conoce ningún riesgo de gripe aviar asociado a los huevos que se comercializan actualmente y que no se ha retirado ningún huevo.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los huevos manejados y cocinados apropiadamente son aptos para el consumo.

El anuncio de Cal-Maine se hizo un día después de que las autoridades sanitarias del estado declararan que una persona había sido diagnosticada con gripe aviar tras haber estado en contacto con vacas presuntamente infectadas, y que el riesgo para la población seguía siendo bajo. Es el primer caso conocido en el mundo de una persona que contrae esta versión de la gripe aviar de un mamífero, según las autoridades sanitarias federales.

En Michigan, el Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de la Universidad Estatal de Michigan ha detectado gripe aviar en una instalación avícola comercial del condado de Ionia, según el Departamento de Agricultura y Desarrollo Rural de Michigan.

El condado está a unos 161 kilómetros (100 millas) al noroeste de Detroit.

El departamento dijo que el lunes recibió la confirmación del laboratorio y que es la cuarta vez desde 2022 que se detecta la enfermedad en una instalación comercial en Michigan.

La vocera del departamento, Jennifer Holton, dijo el martes que la ley estatal prohíbe al departamento divulgar el tipo de aves de corral en la instalación. La instalación ha sido puesta en cuarentena y el departamento no prevé ninguna interrupción en la cadena de suministro del estado, dijo Holton.

La semana pasada se informó que vacas lecheras de Texas y Kansas habían contraído la gripe aviar, y los funcionarios federales de agricultura confirmaron posteriormente la infección en un hato lechero de Michigan que había recibido recientemente vacas procedentes de Texas. Un hato lechero de Idaho se ha añadido a la lista después de que funcionarios federales de agricultura confirmaran la detección de gripe aviar, según un comunicado de prensa del martes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos