El gobierno de Estados Unidos emitió normas definitivas para obligar a las aerolíneas a emitir reembolsos en efectivo de manera automática para cuestiones como vuelos demorados y para informar mejor las tarifas para el equipaje o la cancelación de una reserva.

El Departamento de Transporte anunció que las aerolíneas deberán proporcionar reembolsos en efectivo automáticos, en el plazo de unos días, por vuelos cancelados y demoras “significativas”.

En virtud de las regulaciones actuales, las aerolíneas deciden de cuánto tiempo debe ser una demora para activar los reembolsos. El gobierno está quitando ese margen de maniobra al definir lo que es una demora significativa, como una que dure al menos tres horas para los vuelos domésticos y seis para los internacionales.

Las aerolíneas aún podrán ofrecer otro vuelo o crédito de viaje, pero los consumidores pueden rechazar la oferta.

La norma también aplica a los reembolsos de las tarifas de equipaje documentado si la maleta no es entregada dentro de las primeras 12 horas en los vuelos domésticos o de 15 a 30 para los vuelos internacionales. Y eso también abarca las tarifas para cuestiones como la selección de asiento o una conexión a internet si la aerolínea no brinda el servicio.

Las denuncias sobre los reembolsos subieron significativamente durante la pandemia de COVID-19, luego de que las aerolíneas cancelaron vuelos y, incluso cuando no lo hacían, muchas personas no se sentían seguras de compartir la cabina del avión con otros pasajeros.

Airlines for America, un grupo comercial para las grandes aerolíneas estadounidenses, señaló que las reclamaciones de reembolsos al Departamento de Transporte han disminuido considerablemente desde mediados de 2020. Un portavoz del grupo dijo que las aerolíneas “ofrecen una variedad de opciones —incluidas tarifas completamente reembolsables— para aumentar la accesibilidad a los viajes aéreos y ayudar a los consumidores a elegir el asiento que satisfaga mejor sus necesidades”.

El grupo dijo que las principales 11 aerolíneas estadounidenses emitieron 43.000 millones de dólares en reembolsos a los clientes de 2020 a 2023.

El Departamento de Transporte emitió una regla aparte que requiere a las aerolíneas y a las agencias de boletos que divulguen de forma clara lo que cobran por maletas documentadas y equipaje de mano y por cancelar o cambiar una reserva. En los sitios web de las aerolíneas, las tarifas deben mostrarse la primera vez que los clientes ven el precio y los horarios.

La norma también obligará a las aerolíneas a informar a los pasajeros que tienen un asiento garantizado y que no deben de pagar más dinero por él, aunque no prohíbe a las aerolíneas de cobrar a la gente por elegir asientos específicos. Muchas aerolíneas actualmente cobran extra por algunos asientos, incluidos los que están en la fila de salida y aquellos cercanos a la cabina.

La agencia dijo que la norma le ahorrará a los consumidores más de 500 millones de dólares al año.