Un sabor agridulce para los aspirantes hispanos a cargos públicos dejaron las elecciones primarias del 5 de marzo.

Hubo una serie de derrotas significativas de candidatos latinos demócratas y republicanos.

El exfuncionario federal y ejecutivo empresarial demócrata, Gabe Esparza fue vencido por el representante a la Cámara Estatal, Wesley Harris.

Esparza recibió respaldos del News & Observer y el Charlotte Observer como el individuo más capacitado para ocupar la Tesorería Estatal.

También perdieron, los aspirantes republicanos al Congreso Federal, Robert Morales Vergara, por el Distrito 2, de origen puertorriqueño  y el oriundo de Ecuador, Steve Von Loor por el Distrito 13.

Igualmente fracasó la republicana Marlenis Hernández Novoa, de origen cubano y español, en su intención de ser la vicegobernadora norcarolina.

Para la Junta Escolar de Clinton, localidad del condado de Sampson, perdió la reelección el puertorriqueño Oscar Rodríguez.  En el condado de New Hanover, Cynthia Muñoz tuvo la menor votación entre cuatro competidores a la Junta Escolar. Igual suerte tuvo Alex Asbun, que también quedó de último entre tres aspirantes en el condado de Wayne.

Un gran contraste se dio en los condados de Orange y Guilford, donde dos latinas triunfaron en sus contiendas.

La puertorriqueña Wendy Padilla ganó un escaño en a la Junta Escolar de Orange.

Y en Guilford, la cubana Maritza Gómez obtuvo la postulación republicana para la Junta de Comisionados condal.

Varios candidatos hispanos no tuvieron elecciones primarias, pero participarán en los comicios generales de noviembre.

La comisionada demócrata del condado de Mecklenburg, Susan Rodríguez buscará la reelección. El republicano, costarricense Aaron Marín competirá por el puesto de comisionado del Distrito 1 de Mecklenburg. La republicana Laura Pichardo buscará ser senadora estatal. Jordan López aspira a ser representante a la Cámara Estatal por el Distrito 112.