Los abogados de Donald Trump concluyeron su presentación el martes sin llamar al expresidente al estrado de testigos, en el juicio que se le sigue en Nueva York por acusaciones de que pagó para suprimir noticias desfavorables, con lo que se acerca el momento en que el jurado empezará a debatir su suerte.

“Señor juez, la defensa da por concluida su presentación”, dijo Todd Blanche, uno de los abogados de Trump, tras el testimonio de un exfiscal federal convocado por la defensa para poner en duda la credibilidad del testigo estrella de la fiscalía.

El jurado fue excusado hasta el 28 de mayo, cuando se realizarán los argumentos concluyentes, pero los abogados regresarán el martes para discutir las instrucciones que el juez deberá darle al jurado. Trump, el primer expresidente estadounidense en ser procesado penalmente, no le habló a la prensa al salir de tribunales e ignoró una pregunta sobre por qué no iba a declarar como testigo. El virtual candidato presidencial republicano previamente había dicho que quería subir al estrado para defenderse de lo que él considera son acusaciones políticamente motivadas.

Tras más de cuatro semanas de testimonios, el jurado podría empezar a deliberar la próxima semana para decidir si el expresidente es culpable de 34 cargos de falsificar documentos empresariales.

Luego que la defensa concluyó, el juez Juan M. Merchan le dijo al jurado que la sesión se prolongaría para que la fiscalía y la defensa puedan dar sus sumarios, en lo que será la última vez que el jurado escuchará de las dos partes. Merchan dijo al panel que sus instrucciones sobre las deliberaciones durarán alrededor de una hora, tras lo cual pueden empezar a discutir el caso, posiblemente a partir del 29 de mayo. Hasta ahora, se le había pedido a los jurados no discutir el caso entre ellos ni con nadie más.

Merchan señaló que usualmente los sumarios siguen inmediatamente a la conclusión de los argumentos de la defensa, pero que en este caso tardarían por lo menos un día y, dado a la cercanía del feriado del Día de los Caídos en Guerras, “no hay manera de hacer todo lo que se necesita hacer” antes de ello.

“Nos vemos en una semana”, dijo Merchan.

Trump está acusado de elaborar una trama para pagar a cambio de silenciar denuncias que hubieran afectado su campaña presidencial de 2016, y de luego falsificar registros de su empresa para encubrirlo. Trump se dice inocente y niega haber cometido ilegalidad alguna.

Los cargos se derivan de documentos internos de la Organización Trump según los cuales se catalogó como gastos legales un pago de 130.000 dólares entregado a Michael Cohen, otrora abogado y hombre de confianza de Trump. La fiscalía sostiene que, en realidad, se trataba de un reembolso a Cohen por el dinero que él le pagó a la actriz porno Stormy Daniels a cambio de que ella callara su versión de que tuvo un encuentro sexual con Trump. Trump insiste en que no tuvo relaciones sexuales con Daniels.