La Habana – El Gobierno de Cuba ha solicitado por primera vez ayuda mediante una comunicación oficial a la dirección del Programa Mundial de Alimentos (PMA) ante las dificultades del país para seguir distribuyendo leche subvencionada a los menores de 7 años.

Según confirmó el PMA a EFE, la dirección ejecutiva de este brazo de Naciones Unidas, que se define como «la mayor organización humanitaria del mundo», recibió una comunicación oficial del Gobierno de Cuba y ya está enviando leche en polvo a la isla.

El programa de la ONU, que reconoce una «necesidad urgente», subrayó «la importancia de esta solicitud», especialmente en el contexto de «profunda crisis económica que enfrenta Cuba», algo que a su juicio está impactando «significativamente en la seguridad alimentaria y nutricional de la población».

El Gobierno no había hecho pública esta solicitud ni los primeros aportes multilaterales, pese a que lleva semanas hablando sobre la escasez de leche. EFE pidió una aclaración oficial, pero por el momento no ha obtenido respuesta.