El presidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders hicieron equipo el miércoles para promover los esfuerzos de la administración por reducir los costos de inhaladores y otros equipos médicos, mientras la Casa Blanca continúa en su campaña por recordarle al electorado de los logros legislativos de Biden de cara a las elecciones de noviembre.

“Bernie, tú y yo hemos estado librando esta lucha por 25 años”, declaró Biden a Sanders en el evento en la Casa Blanca. “Al fin, al fin, le ganamos a las grandes corporaciones farmacéuticas. Al fin”.

Ambos hombres mencionaron los menores costos para atención médica que se lograron mediante la aprobación del amplio paquete demócrata sobre clima, cuidado médico e impuestos que Biden firmó en 2022. La propuesta fijó un precio máximo para ciertos medicamentos para las personas adscritas al programa Medicare, como por ejemplo 35 dólares al mes para insulina y 2.000 al año para medicamentos recetados.

Ningún republicano votó a favor de ese plan. Los demócratas dicen que los logros de Biden como la reducción de los costos de la atención médica son populares entre la población, pero que el presidente no recibe el crédito que se merece.

Tanto Biden como Sanders promovieron sus gestiones para presionar a los fabricantes de inhaladores a que fijen un precio máximo para los dispositivos, de 35 dólares el mes. De lo contrario, el precio al consumidor oscila entre 200 y 600 dólares sin seguro, según la Casa Blanca.

“Quiero agradecer al presidente Biden por lo que ha hecho en este tema hasta ahora, y me agradará poder trabajar con él más en el futuro”, expresó Sanders.

El senador independiente por Vermont fue rival de Biden en las primarias para la nominación presidencial demócrata en 2020. Luego que Sanders abandonó su campaña, sus asesores trabajaron con los de Biden para redactar una plataforma política que reflejara la influencia de Sanders.