Los favoritos Alexander Stubb y Pekka Haavisto pasaron el domingo a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales finlandesas, al obtener ambos más de un cuarto de los votos, con casi todos los sufragios escrutados.

El ex primer ministro Stubb obtuvo el 27,1% de los votos, mientras que el ex ministro de Relaciones Exteriores Haavisto logró el 25,8%, con más del 99% de los votos escrutados, según las autoridades electorales, lo que significa que se enfrentarán en la segunda vuelta

La importancia del cargo de presidente ha crecido en Finlandia ante las tensiones con su vecino, Rusia, desde la invasión a Ucrania.

Aunque los poderes del presidente son limitados, el jefe de Estado — quien funge como comandante supremo de las fuerzas armadas — ayuda a dirigir la política exterior junto al gobierno.

Las oficinas de votación cerraron a las 20H00 locales (18H00 GMT), pero 44,5% de los electores ya habían votado por anticipado, según la cadena de televisión pública Yle.

Solo con base en el escrutinio de esos primeros votos, el ex primer ministro conservador Alexander Stubb iba adelante con un 28,3% de los votos frente al exministro de Relaciones Exteriores, Pekka Haavisto, del partido Verde, pero postulado como independiente, con un 25,8%, según Yle.

El candidato de extrema derecha del Partido de los Finlandeses, Jussi Halla-aho, tendría un 16,1% de los votos.

«Obtener tantos votos desde el inicio es algo bueno», dijo el conservador Alexander Stubb en Yle tras el cierre de las urnas.

Haavisto señaló por su parte que «Finlandia seguirá siendo un país pacífico y es importante que mantengamos la estabilidad aquí».

  • ¿Segunda vuelta? –

La segunda vuelta se celebrará el domingo 11 de febrero.

Para Hannu Kuusitie, un elector que acudió a votar en Helsinki, Finlandia necesita un presidente con «competencias en materia de liderazgo, humanidad». «Por supuesto, también tendrá que ser duro cuando sea necesario», añadió.

Tras la Guerra Fría, Helsinki mantuvo buenas relaciones con Rusia, pero estas se deterioraron tras la invasión rusa de Ucrania en 2022.

Finlandia, miembro de la Unión Europea y de la eurozona, abandonó su tradicional no alineamiento militar y se adhirió a la OTAN en abril de 2023. Rusia, que comparte con Filandia una frontera de 1.340 km, advirtió de «contramedidas».

En agosto del mismo año, Finlandia registró un aflujo de migrantes sin visado por su frontera oriental, enviados, según Helsinki, por Moscú para desestabilizar el país.

En noviembre, Finlandia decidió cerrar su frontera con Rusia.

El jueves, durante un debate televisado, Stubb, primer ministro del país entre 2014 y 2015, destacó que se debe priorizar «la seguridad de Finlandia».

Su principal rival, Haavisto, enfatizó que Helsinki debe «enviar a Rusia un mensaje muy claro de que esto no puede continuar».

Todos los candidatos defienden la independencia de Finlandia y su nuevo rol como miembro de la OTAN, subrayó Hanna Wass, vicedecana de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Helsinki.