Todos somos responsables

Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, con su niña Valeria, de un año y 11 meses, fallecieron ahogados mientras intentaban cruzar el río Bravo.

Desde el profundo dolor de esta imagen, queremos rendirle homenaje a Óscar, que soñó un mundo mejor para su angelito.
HOY Valeria está en el cielo, abrazada a su Héroe.
Aquí, en este mundo cruel, mezquino e hipócrita, que hemos creado entre todos, nos conmoveremos al igual que con la imagen del niño Sirio, Aylan Kurdi.
Y luego… El mundo seguirá rodando.


La fotógrafa de Reuters, Nilufer Demir tomó la foto de Aylan que conmovió al mundo.
Era un niño más que intentaba alcanzar la isla griega de Kos, encontrando el peor destino el 2 de septiembre del 2015, en Bodrum, Turquía.
Aylan tenía tres años, murió junto a su hermano de cinco, Galip Kurdi, y su madre.

Este planeta destruido moralmente y saqueado en sus riquezas por el «Ser Humano», se ha convertido en el peor ejemplo, con un único y exclusivo responsable: Nosotros.

Los millones de hombres y mujeres que habitamos este mundo, debemos darnos cuenta de una vez y para siempre, que estamos de paso, y nos hemos alejado en demasía del «ser» y que distamos por mucho del concepto «humanos».

La triste crónica policial de la familia salvadoreña, dice lo siguiente:

Un padre y su hija de menos de dos años perdieron la vida al intentar cruzar el río Bravo cerca de la ciudad mexicana de Matamoros, según informó este lunes la esposa y madre de los fallecidos a las autoridades.
La tragedia ocurrió en la ciudad de Matamoros, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, aproximadamente a un kilómetro del puente nuevo internacional.
Tania Vanessa Ávalos -esposa y madre de los fallecidos que logró ser rescatada- dijo a las autoridades que el agua se llevó primero a la niña y fue su padre quien salió en su ayuda, pero ambos fueron llevados por la corriente del río y desaparecieron.
Mimebros de la Secretaría de Marina, de la Policía Estatal y personal de Bomberos, iniciaron la búsqueda de los cuerpos de manera inmediata sin obtener resultados positivos.
El matrimonio de migrantes era originario de El Salvador y estaba conformado por Tania Vanessa Ávalos, por Óscar Alberto Martínez Ramírez de 25 años y por la menor Valeria de un año y 11 meses.
Habían llegado a esta ciudad mexicana para pedir asilo político en Estados Unidos. Sin embargo, ante la desesperación por la lentitud en los tramites decidieron junto con otros migrantes cruzar el río Bravo, según señaló la mujer.
Este lunes 24 de junio aproximadamente a las 10.00 hora local (15.00 GMT) los cuerpos sin vida del padre y de la hija fueron localizados por autoridades estatales, militares y personal de Protección Civil.
El hallazgo tuvo lugar en las orillas del río, entre unas ramas y a unos kilómetros del puente internacional de Matamoros que une esta ciudad con Brownsville (Texas).
Por las imágenes que han trascendido, se presume que el papá logró alcanzar a la niña luego de que la corriente se la arrebató, y la metió debajo de su camiseta. Sin embargo, ambos murieron ahogados.
Personal de la Unidad General de Investigación inició una investigación y ordenó que los restos fueran trasladados al servicio médico forense para la autopsia.

Rosa Ramírez, es la madre de Óscar y la abuela de Valería, al igual que toda su familia y amigos se encuentra devastada. Ni siquiera podemos imaginarnos el sentir de Tania…

Desde nuestro humilde lugar, pedimos una oración por sus almas y que la Virgen los tenga bajo su manto. Que Dios los bendiga Óscar y Valeria, y le de fuerzas a la familia y amigos.

#ElSol América